BUSCADOR

Las normas contribuyen a mejorar la eficiencia energética de las organizaciones

En el marco de la Conferencia internacional sobre Cambio Climático (COP22), nos sumamos a la campaña de difusión impulsada por la Organización Internacional de la Normalización acerca de cómo la ISO 50001 ayuda a reducir el consumo de energía y promueve un mayor uso de fuentes renovables y limpias.

La ISO 50001:2011, Sistemas de gestión de la energía - Requisitos con orientación para su uso es una Norma Internacional voluntaria desarrollada por ISO (Organización Internacional de Normalización) que brinda a las empresas los requisitos para los sistemas de gestión de energía (SGEn).

Así, proporciona beneficios para las organizaciones grandes y pequeñas, en los sectores público y privado, en la manufactura y los servicios, en todas las regiones del mundo. El documento establece un marco para las plantas industriales, instalaciones comerciales, institucionales y gubernamentales para gestionar la energía.

Se estima que la norma, dirigida a una amplia aplicabilidad a través de los sectores económicos nacionales, podría influir hasta en un 60% del consumo de energía del mundo.*

¿Por qué es importante?

La energía es fundamental para las operaciones de una organización y puede representar un costo importante para estas, independientemente de su actividad.

Se puede tener una idea al considerar el uso de energía a través de la cadena de suministro de una empresa, desde las materias primas hasta el reciclaje.

Además de los costos económicos de la energía para una organización, la energía puede imponer costos ambientales y sociales por el agotamiento de los recursos y contribuir a problemas tales como el cambio climático.

El desarrollo y despliegue de tecnologías de fuentes de energía nuevas y renovables puede tomar tiempo.

Las organizaciones individuales no pueden controlar los precios de la energía, las políticas del gobierno o la economía global, pero pueden mejorar la forma como gestionan la energía en el aquí y ahora. Mejorar el rendimiento energético puede proporcionar beneficios rápidos a una organización, maximizando el uso de sus fuentes de energía y los activos relacionados con la energía, lo que reduce tanto el costo de la energía como el consumo. La organización también contribuye positivamente en la reducción del agotamiento de los recursos energéticos y la mitigación de los efectos del uso de energía en todo el mundo, tal como el calentamiento global.

La presente norma se basa en el modelo de sistema de gestión que ya está entendido y aplicado por organizaciones en todo el mundo. Puede marcar una diferencia positiva para las organizaciones de todo tipo en un futuro muy cercano, al mismo tiempo que apoya los esfuerzos a largo plazo para mejorar las tecnologías de energía.

¿Cómo ayuda a las organizaciones?

ISO 50001 proporcionará a las organizaciones del sector público y privado estrategias de gestión para aumentar la eficiencia energética, reducir costos y mejorar la eficiencia energética.

La norma tiene como finalidad proporcionar a las organizaciones un reconocido marco de trabajo para la integración de la eficiencia energética en sus prácticas de gestión. Las organizaciones multinacionales tendrán acceso a una norma única y armonizada para su aplicación en toda la organización con una metodología lógica y coherente para la identificación e implementación de mejoras. A saber:

• Ayudar a las organizaciones a aprovechar mejor sus actuales activos de consumo de energía

• Crear transparencia y facilitar la comunicación sobre la gestión de los recursos energéticos

• Promover las mejores prácticas de gestión de la energía y reforzar las buenas conductas de gestión de la energía

• Ayudar a las instalaciones en la evaluación y dar prioridad a la aplicación de nuevas tecnologías de eficiencia energética

•Proporcionar un marco para promover la eficiencia energética a lo largo de la cadena de suministro

• Facilitar la mejora de gestión de la energía para los proyectos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero

• Permitir la integración con otros sistemas de gestión organizacional, como ser el ambiental, y de salud y seguridad.

 

*Esta estimación se basa en la información proporcionada en la sección, “demanda mundial de energía y perspectivas económicas”, en el International Energy Outlook 2010, publicado por la Administración de Información de Energía de EE.UU.
Esta cita cifras de 2007 sobre el consumo global de energía por sectores, incluye el 7% del sector comercial (definido como empresas, instituciones y organizaciones que prestan servicios), y el 51% por el sector industrial (incluyendo la manufactura, agricultura, minería y construcción). Como la ISO 50001 está dirigida principalmente a los sectores comercial e industrial, la adición de las cifras anteriores ofrece un total aproximado de 60% de la demanda energética mundial en el que la norma podría tener un impacto positivo.