BUSCADOR

Día Mundial de la Calidad

Promulgada por la ONU en 1990, el segundo jueves del mes de noviembre de cada año se celebra esta fecha especial que busca generar conciencia sobre la importancia de la Calidad en el aseguramiento de la prosperidad de las naciones.

El concepto de “Calidad” ha sido, sin dudas, uno de los más dinámicos a lo largo de la historia de la sociedad. Comenzando por épocas pasadas, en las cuales la calidad no era un valor importante, entre otros motivos debido a que la demanda de bienes y servicios superaba ampliamente la oferta; y pasando por tiempos no tan lejanos en que la calidad estaba directa y exclusivamente asociada con la satisfacción de los consumidores y/o usuarios de las compañías. Actualmente, esta noción se ha expandido notablemente, alcanzando no solamente a las compañías, consumidores y/o usuarios, sino a la sociedad en su conjunto.

¿Por qué consideramos que la calidad puede beneficiar a toda una comunidad? Porque desde un enfoque sistémico, las compañías constituyen uno de los eslabones del sistema que interactúa con clientes, proveedores, gobierno, medio ambiente, etc.; y si tal interacción permite alcanzar las expectativas de cada parte el funcionamiento de ese engranaje (sociedad) será de alta satisfacción y se desarrollará en forma sostenible.

Hoy en día, el concepto de calidad abarca el ejercicio del liderazgo, de la gestión de los negocios, de los riesgos, de los cambios, de la innovación y de múltiples disciplinas que día a día se van a incorporando.

En un mundo cambiante, la única manera de ser sostenible es a través de la constante adaptación a los entornos, cumpliendo con las expectativas de los sectores con las que interactuamos. En ese sentido, la calidad es una herramienta prácticamente mandatoria que toda compañía debe emplear para poder lograr esa adaptación y así asegurar su permanencia y crecimiento en los mercados globales.

Desde IRAM, trabajamos día a día para difundir estos conceptos en la sociedad; a través de la normalización como pilar en el establecimiento de requisitos de calidad; de las actividades de certificación cuya objetivo se basa en la verificación del cumplimiento de tales requisitos; de las distintas acciones en el área de formación de recursos humanos que son fundamentales para la internalización de los conceptos de mejora; y de nuestro centro de documentación que constituye una herramienta vital para la transferencia del conocimiento en la materia.