BUSCADOR

Se encuentra en discusión pública la norma IRAM 3693 – Extintores de agua pulverizada para fuegos clase A y C

El documento detalla los requisitos en la fabricación de este tipo de extintores. Los mismos se recomiendan para equipos o instalaciones eléctricas de baja tensión, las cuales comúnmente se encuentran en el hogar, oficina e industrias.

 

 

A diferencia del extintor tradicional de agua para fuegos Clase A –utilizado para extinguir combustibles sólidos, tales como papeles, cartones, maderas, alfombras, plásticos, etc.-, el matafuegos que aborda la norma IRAM 3693 también es apto para fuegos clase C –Equipos eléctricos de baja tensión-. En este caso, la extinción se realiza a través de agua que contiene un tratamiento de bidestilación y desionización, lo que asegura al usuario no sufrir accidentes por conducción eléctrica.

La norma IRAM 3693, actualmente bajo discusión pública, exige como agente extintor el agua desionizada, con muy baja concentración de sales disueltas y, por lo tanto, muy baja conductividad, asegurando que no haya conducción eléctrica en valores de tensión menores a 1000 volt.

Las características principales de este nuevo equipo, además de la forma de expulsión del agente extintor, es la rigidez de manguera/varilla que otorga un mayor alcance y seguridad y una mejor visibilidad durante la descarga. También, el diseño específico de su tobera permite pulverizar el agente en forma cónica, cubriendo una gran superficie en pocos segundos.

El extintor, de 10 litros de capacidad, es ideal para uso domiciliario como para oficinas e industrias, pudiendo ser empleado sobre electrodomésticos, televisores, computadoras, o cualquier equipo conectado a la red. Como su agente extintor es no tóxico, resulta ideal para la industria alimenticia o ambientes donde se requiere preservar el grado de pureza de diferentes productos.