BUSCADOR

Sistemas de gestión de la seguridad vial: IRAM-ISO 39001

La seguridad vial (SV) es un tema de preocupación mundial. Se estima que anualmente alrededor de 1,3 millones de personas mueren y entre 20 y 50 millones sufren lesiones en vías públicas de todo el mundo y que este nivel va en aumento. Los impactos tanto socio económicos como para la salud son considerables.

 

La norma IRAM-ISO 39001, idéntica a la ISO 39001, proporciona una herramienta para ayudar a las organizaciones a reducir y, finalmente, a eliminar, la incidencia y riesgos de muerte y lesiones graves asociadas a siniestros viales en la vía pública. Este enfoque puede resultar en un uso más eficaz del sistema vial desde el punto de vista de los costos, y  permite identificar elementos de buenas prácticas en gestión de SV que posibilitarán a la organización lograr los resultados de SV deseados.

De esta manera, el sistema de gestión (SG) especificado en la norma centra a la organización en sus objetivos y metas de SV y guía la planificación de las actividades que lograrán dichas metas mediante el uso de un Sistema Seguro enfocado hacia la SV. Otro importante punto a destacar es que

el SG de SV puede integrarse a o hacerse compatible con otros SG y procesos de la organización.

Los requisitos de esta norma incluyen, el desarrollo y la implementación de una política de SV adecuada, el desarrollo de objetivos de SV y planes de acción que tengan en cuenta los requisitos legales y los de otra naturaleza a los que la organización adhiere, e información sobre elementos y criterios relacionados con la SV que la organización identifique como aquellos que puede controlar y sobre los que puede ejercer influencia.

Es aplicable a cualquier organización, independientemente del tipo, tamaño y producto o servicio que provea, que pretenda:

a) mejorar el desempeño de la SV;

b) establecer, implementar, mantener y mejorar un sistema de gestión de SV;

c) asegurar la conformidad con la política de SV establecida y

d) demostrar conformidad con esta norma a través de una certificación IRAM, como ya lo han logrado más de 15 organizaciones.