BUSCADOR

Firmamos un acuerdo de cooperación y asistencia con ProPymes


De izq. a der., Borda, gerente de División de IRAM;
Tavernelli, gerente de ProPymes; de León, Jefe de
Competitividad y Defensa de Mercados; Cañete, presidente
de IRAM; Curi, Director de certificación de IRAM; Actis,
director de calidad de Ternium Siderar; Baccini, director de
negocios de Ternium Siderar

El objetivo es fortalecer la cadena productiva de la industria que provee a la empresa y facilitar su inserción en el mercado nacional e internacional.

Para alcanzar un tejido industrial más competitivo es fundamental elevar los niveles de calidad. Bajo esta premisa, el martes 31 de octubre el Instituto Argentino de Normalización (IRAM) y ProPymes rubricaron un acuerdo que facilita el desarrollo de normas de calidad que permitirán avanzar con reglamentos técnicos para la cadena de valor de Ternium Siderar.

Esto nivelará los requisitos de los productos que se comercializan en el país, sean de fabricación nacional o externa. Por ende, quien quisiera ingresar al mercado argentino tendría que cumplir las mismas exigencias que el fabricante local”, explica Ezequiel Tavernelli, gerente de ProPymes. Y agrega: “Hoy nuestras Pymes cuentan con normas desactualizadas u obsoletas lo cual las deja totalmente indefensas frente a cualquier importación, por eso es clave acompañarlas”.

La elaboración de una norma de calidad o reglamento técnico lleva, en promedio, dos años de labor conjunta. “Este es un trabajo laborioso porque requiere del consenso de todos los actores, y el IRAM, como ente regulador, es vital porque nuclea a todos los que participan”, adiciona Fernando Actis, Director de Calidad de Ternium Siderar. Leticia de León, Jefe de Competitividad y Defensa de Mercados, coincide: “Lo vemos como a un socio estratégico porque no solo nos ayuda a actualizar a nuestros clientes y acompañarlos en el proceso de mejora de competitividad, sino que también agiliza los procesos”.

Desde el IRAM celebran la iniciativa conjunta. “Nosotros estamos para colaborar con el sistema industrial, para que desarrolle un nivel de calidad superior y, en ese sentido, compartimos los mismos objetivos que ProPymes”, menciona Héctor Cañete, presidente del instituto. “Esta acción permitirá a las pymes mejorar su competitividad y capacitarse en los procesos de certificación que contribuyen, tanto a su competitividad, como a colocar sus productos en otros mercados”, expresa Guillermo Curi, Director de Certificación de IRAM. “La impronta de lograr una sinergia con Propyme antecede la firma del convenio, por ello nos planteamos un trabajo de promoción y difusión sobre la importancia de participar, por parte de las empresas argentinas, en el desarrollo de normas técnicas que añadan valor a la producción, comercio y transferencia de conocimiento. Se dieron charlas en Buenos Aires y Mendoza, y la idea es continuar en el resto de las provincias durante el 2018”, expresa Juan Manuel Borda, Gerente de División.

El acuerdo, además, ayudará a las pequeñas y medianas empresas a reducir gastos, obtener bonificaciones y acceder a información actualizada. Pero será también el puntapié inicial para un cambio cultural que va más allá del ámbito siderúrgico. “Como sociedad nos cuesta ver a la calidad como herramienta competitiva, la percibimos como un requisito, un costo, algo que se debe tener. Sin embargo, es mucho más; es una herramienta de transformación y de vitalidad del negocio. Un proceso dinámico y que nos ayuda a adecuarnos a las necesidades del mercado”, concluye Fernando Actis.