BUSCADOR

Día Mundial de la Eficiencia Energética: cómo colaborar con el ambiente y ahorrar en consumos

Hoy se celebra esta fecha que busca generar conciencia sobre la importancia del uso sostenible y racional de la energía. IRAM trabaja desde hace más de 20 años en el desarrollo de normas de etiquetado ambiental que contribuyen con un consumo inteligente.

 

 

El 5 de marzo de 1998 se celebró en Austria la Primera Conferencia Internacional de la Eficiencia Energética, donde se abordó la problemática del uso abusivo de combustibles fósiles y se buscó impulsar el uso de fuentes de energía renovable. A partir de entonces se conmemora el Día de la Eficiencia Energética (EE).

Por su parte, el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) se encuentra abocado al desarrollo de normas vinculadas al etiquetado de EE desde hace más de 20 años y, afortunadamente, son cada vez más los usuarios interesados en el tema. Hasta el momento, existen 19 normas IRAM al respecto, de las cuales como resultado de resoluciones de la Dirección Nacional de Comercio Interior, 12 de ellas son de aplicación obligatoria.

Precisamente, con la finalidad de favorecer la concientización acerca del uso responsable de la energía y contribuir con los cambios de hábitos, IRAM creó el portal www.eficienciaenergetica.org.ar que presenta a las etiquetas de EE como herramientas de lealtad comercial. Desde allí buscamos aportar información de valor a la sociedad, ya que detalla cómo leer estas etiquetas de aplicación obligatoria en los artefactos eléctricos que representan un mayor consumo como pueden ser refrigeradores, lavarropas eléctricos, acondicionadores de aire, motores, televisores y lámparas. Próximamente, se espera que se incorporen como obligatorias las relativas a ventiladores, lavavajillas, electrobombas y lámparas LED.

"El etiquetado permite al público comparar y decidir entre  diferentes opciones, aquella que a igual prestación, le asegura menor costo operativo en energía durante toda su vida útil. Teniendo en cuenta el valor actual de la energía, este ahorro se torna significativo. Adicionalmente, las etiquetas informan otros valores importantes para el público, como por ejemplo el consumo de agua de los lavarropas, o el volumen de alimentos frescos de un refrigerador", puntualiza el Ing. Gustavo Fernández Miscovich, gerente de certificación eléctrica-electrónica de IRAM.

.