Makro | Jesús R. Totesantt Páez, director de Desarrollo de Clientes:“Elegimos a IRAM por su experiencia, seriedad y profesionalismo”

De acuerdo a su visión de posicionarse como el mejor proveedor para clientes profesionales de alimentos, Makro certificó su sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP). Entrevistamos a Jesús R. Totesantt Páez, director de Desarrollo de Clientes de la firma, para conocer de qué manera esta certificación les permite ofrecer una comercialización segura que impacta directamente en el consumidor final.

-Recientemente, han logrado certificar el sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP), ¿cómo describirían la preparación previa para llegar a este resultado?

 

-Ha sido una labor ardua y de mucha disciplina para alcanzar los estándares de calidad que nos permiten consolidar aún más la confianza de nuestros clientes. Tener el certificado es gratificante porque traduce el reconocimiento sobres los ajustes y adecuaciones realizados en nuestra operación y equipo a fin de cumplir con todas y cada una de las exigencias que así la describen. La capacitación de nuestros equipos de trabajo y el interés demostrado en todo el proceso es fiel reflejo de la responsabilidad que tiene nuestra gente de cara a la atención al cliente, lo cual los convierte en líderes del proceso y de la estandarización, permitiéndoles la oportunidad de convertirse en referentes y colaboradores activos para la adecuación del resto de las tiendas.

 

-Finalizado ese proceso, ¿cuáles son los principales beneficios que les aporta esta certificación? ¿Qué impacto consideran que tiene en la de imagen de la organización?

 

El principal beneficio es la estandarización y mejora continua de nuestros procesos, desafiándonos permanentemente a mantenerlo, considerando además las necesidades de cambios y/o adaptaciones de parte de nuestros clientes, quienes son la razón de nuestro negocio.

El primer impacto para nosotros está asociado a la responsabilidad que como empresa tenemos frente a nuestros clientes, pudiendo ofrecer productos y procesos que se encuentran cubiertos por las exigencias de la certificación, garantizando la comercialización segura de los cortes de carne que ofrecemos.

 

-¿Qué procesos de inocuidad alimentaria mejoraron sus resultados?

 

Considerando que somos una empresa comercializadora, a los efectos del alcance de la certificación, tratamos procesos de inocuidad tales como: control de cadena de frío, integridad de envases, calibración de instrumentos relacionados a los puntos críticos, aplicación de buenas prácticas, metodología de limpieza y desinfección.

 

-¿Tuvieron que incorporar capacitaciones para el personal? ¿En qué consistieron?

 

-Sí, la garantía para mantener el estándar exigido por la certificación proviene de quienes la ejecutan. En tal sentido, desarrollamos nuevas capacitaciones que abordan la temática específica de este sistema y los programas de prerrequisitos, apuntando a generar conciencia en nuestros colaboradores en cuanto a la importancia de la manipulación segura de alimentos. Todas estas capacitaciones serán parte de los módulos de e-learning desarrollados por la compañía a fin de garantizar el conocimiento en todas las tiendas, patrones y estándares en los procesos y, lo más importante, poder brindar a nuestros clientes la información necesaria con la seguridad que solo el conocimiento previo provee.

 

-¿Por qué eligieron los servicios de IRAM? ¿Qué valor agregado consideran que aporta la marca?

 

-Por su experiencia, seriedad y profesionalismo que nos asegura, bajo estrictos modelos, el cumplimiento de todas las exigencias contenidas para la obtención de la certificación. De esta forma, logramos garantía en la ejecución y productividad en el tiempo comprometido para la calificación en las diferentes auditorías.